Sensibilidad química múltiple. La dificultad de vivir en un mundo tóxico.

Escuché hablar de la sensibilidad química múltiple SQM por primera vez hace casi veinte años. En ese momento había muy poca información al respecto, y por supuesto no estaba reconocida como enfermedad.

Es una enfermedad de las llamadas ambientales, tal como el término indica, las personas que la padecen tienen muy baja tolerancia a las sustancias tóxicas existentes en el ambiente.

Para ellos suponen un riesgo cosas tan sencillas como ir a la compra, a un hospital o andar por su comunidad ya que se exponen a tóxicos que les afectan negativamente y pueden incluso a llegar a ser peligrosos para ellos. Una buena parte de esas personas viven confinadas en su hogar durante años, ahora podemos entenderles más que nunca.

Tienen reacciones a productos que están presentes en nuestra vida cotidiana como geles, perfumes, detergentes o suavizantes. Por no hablar ya de los muebles, las pinturas y los textiles del hogar.

Al exponerse a esos tóxicos en pequeñas dosis, que en personas sanas parecen no suponer ningún problema, sufren una serie de síntomas que les dificultan poder llevar una vida “normal”. Síntomas de variada intensidad y que involucran a varios órganos o sistemas.

Dificultad para respirar, palpitaciones, vómitos, irritaciones en la piel, dolores de cabeza recurrentes, debilidad general, sensibilidad a la luz o al ruido, son algunos de las molestias que tienen que soportar las personas que padecen sensibilidad química múltiple.

Actualmente, España la ha reconocido oficialmente y la incorpora a su Clasificación Internacional de Enfermedades o CIE (el sistema con el que la Sanidad clasifica y codifica sus diagnósticos).

La calidad de vida de las personas que padecen sensibilidad química múltiple se ve seriamente afectada hasta el punto de no poder trabajar ni llevar una vida normal en ningún sentido.

Sin duda es un tema que requiere de mayor atención por parte de la comunidad científica internacional para poder dar respuestas y soluciones a todas las personas que están viviendo esta situación y que tristemente es una comunidad que va en aumento.

En su día me pregunté cómo podía hacerles más fácil a esas personas la compra de muebles y decidí no venderles nada sin antes enviarles una muestra para que pudieran comprobar si les daba reacción o no. Sabemos que el pino no todas las personas con SQM lo toleran bien por los terpenos así que enviamos una muestra de madera sin tratar y otra tratada porque estando en contacto con ellas pueden saber si les va a dar reacción.

Si tienes este problema y necesitas muebles, estaré encantada de atenderte personalmente. Envíame un mensaje de whatsap al 687463762 o un correo a ecoideasdecoracion@gmail.com

Páginas que pueden aportarte información de este tema si lo necesitas. https://www.sensibilidadquimicamultiple.org/

https://www.fundacion-alborada.org/enfermedades-ambientales/sensibilidad-quimica-sq/

https://www.saludgeoambiental.org/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar