En las habitaciones infantiles las sillas y mecedoras son imprescindibles. Tenemos que crear un espacio acogedor a la vez que funcional, que sirva tanto para jugar como para que haga los deberes o la madre le balancee mientras le da el pecho.